Tu negocio en Internet

Cuáles son los pasos para que tu negocio funcione en Internet? Aquí te decimos cómo y por dónde puedes empezar.

Es importante que sepas que esto no es una tarea fácil pues requiere tiempo, dinero y esfuerzo pero cuando haces todo lo posible, te darás cuenta de que ha valido la pena. Primero, hay diferentes maneras en que tu negocio puede tener presencia en Internet, por ejemplo, en una página web, en directorios comerciales en línea y en redes sociales. Hoy nos enfocaremos en las páginas Web.

Para empezar es necesario conocer las diferencias entre los servicios web que te ofrecen las empresas que hay en el mercado y así tomar mejores decisiones antes de comprar. Los tres conceptos básicos son: nombre de dominio, hospedaje o alojamiento y el diseño web.

El nombre de dominio es lo que la gente conoce como la dirección de una página, un ejemplo claro es la combinación de letras \”google.com\” que te llevará a la página oficial de Google. Aunque un dominio no es indispensable para tener una página funcionando, sí ayudará a tus clientes a que recuerden tu nombre para la próxima vez que te quieran visitar.

El hospedaje o alojamiento web es un espacio en Internet que se renta a los particulares y a los negocios. Imagina que ese espacio es un disco duro (o memoria USB) donde puedes guardar archivos, la diferencia es que éstos siempre están conectados a Internet y eso hace posible que todos podamos tener acceso a los archivos guardados ahí, desde cualquier parte del mundo.

El diseño web es un conjunto de archivos de diseño, texto y multimedia (imágenes, videos, animaciones) que hacen que tu página no sólo se vea sino que además tenga un estilo propio que el diseñador ha realizado para tu negocio.

Para finalizar, una recomendación muy importante antes de buscar que tu organización o empresa tenga una página web en Internet es empezar por definir su objetivo. Usarás tu página para vender tus productos? quizá para formar una relación con padres de familia de tu escuela? para llevar un control de tus pacientes?

Cualquiera que sea el propósito de tu sitio web, recuerda que la sola presencia en Internet no es suficiente y siempre define metas concretas a diferentes plazos para que tengas un control sobre qué está funcionando y qué no. De otra forma, nunca te darás cuenta de todas las ventajas de tener tu negocio en Internet.

No olvides comentarnos y sugerir otros temas para tratar aquí. Hasta la próxima.

Leave a Comment

Name *

Email

Website